Sigo sobrio

Después de unas cortas vacaciones este día regresamos a la Universidad y:

QUE HUEVA!!!

Ya me había acostumbrado a levantarme bastante tarde y ahora resulta que entro a las 7am NO MA!!!

Y por si levantarme temprano no fuera suficiente, resulta que no he probado ni una gota de alcohol… primer día de clases y yo no he probado nada; eso si está mal, algo ha cambiado de unos semestres a la fecha. Y no es que no haya dinero o pomos, simplemente no quieren; y tomar solo no me agrada.

Para empedarnos relajarnos y empezar bien el semestre soliamos echarnos unos tragos  el primer día de clases, hoy todo es diferente; a uno le pega el látigo, otro sigue en rehabilitación, a uno lo caga su hermano, otro se cambio de municipio y así nos fuimos haciendo menos, aunque ahora todavía los veo, es primer día de clases y sigo sobrio. No me la creo.

Haber, abra la boquita

Haber, abra la boquita

Así que para recordar esos momentos, que afortunadamente muchos no fueron grabados, aquí un video que combina el alcohol, la estupidez, varios borrachos y un desodorante:

Esto sucedió hace más de un año en la Madriguera, casa habitada por 3 estudiantes de ingeniería (se pueden imaginar el desmadre); a pesar de que todavía era temprano ya andabamos haciendo estupideces, a la mañana siguiente fuimos a la Universidad a pedir dinero para seguir tomando; después a otra casa, un lapso en blanco de unas 2 horas y después la señora nos corrio de la casa.

Alcohol + Juego de Mesa + Borracho

Alcohol + Juego de Mesa + Borracho

No sé en que momento perdimos el rumbo, por que a punto de terminar el día y yo… sigo sobrio.

Happix

Anuncios

5 pensamientos en “Sigo sobrio

  1. je je je, me recordó a mis tiempos de escuela, en los que el primer día de clases iba todo con miedo, miedo a tanta gente desconocida, pero una vez que empiezas a juntarte con la banda, todo se vuelve un desmadre. Recuerdo que incluso les pedíamos dinero a las morras del salón, que cooperara todo mundo aunque fuera con un peso o un tostón para la caguama. Incluso recuerdo haber llegado ebrio a la escuela.
    Hoy recuerdo aquellos tiempos y me invade la nostalgia, pero si volviera a vivirlos, tal vez entraría más a clases, y me alejaría más del alcohol, ya que al final por eso fuí perdiendo muchísimos compañeros de parranda en la escuela, de donde todos se iban saliendo desde la preparatoria y más en la universidad por las parrandas.

  2. Por alguna razón todos tienen recuerdos, o pequeños flashback, de tiempos de pedas.

    Ah que bonito es recordar, aunque a veces la cantidad del alcohol ingerido no ayude a esto.

    El domino es un gran juego de mesa jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s