Una chela pendiente…

Nunca fui tu mejor consejero, esa es la verdad, compartimos carnes y pellejos con sinceridad; con botellas de vino dimos guerra al destino… carnal

Un Gallos-dorados, partido digno de la liga de ascenso entre los sotaneros del torneo; un juego donde se encuentra nuestro equipo en situación similar de donde lo aprendimos a amar, en la parte baja, con muchas dudas, con público en contra… justo como se disfruta cada gol aún más.

Un Gallos-dorados, que antes nos traía el recuerdo del Capitán, nuestro eterno Capitán, pidiendo perdón por habernos anotado; ahora también este juego traerá un recuerdo agridulce, el último abrazo de victoria que nos dimos.

Aquella noche, como muchas otras, estábamos rodeados de amigos y desconocidos, saboreando una victoria mas, la última que compartiríamos; y como no podía ser de otra forma, la cerveza nos cubriría al final del partido, el sonido de los bombos sería nuestro soundtrack de una noche más apoyando al Gallo, desde la tribuna como desde hace varios años lo habíamos hecho, la última vez que cantaríamos juntos.

Quién diría esa última vez me regañarías por andar con un bastón, que querías verme bien al siguiente juego para saltar y gritar como hicimos juntos en Tijuana. Hoy te recuerdo feliz, cantando, sonriendo, no importando que estuvieras crudísimo en Puebla, o las 10 pedas que te pusiste rumbo al Omnilife en aquella liguilla. Hoy no saldrás caminando contando otra historia como aquella descalabrada en Jasso, ya no habrá otro camión de Irapuato que nos deje por una campal al final del juego, no más chelas camineras rumbo a Guadalajara, no más verte orinar en los alrededores del Nemesio Diez, no más compartir un boleto 2×1 en Puebla, no más prestarte una playera en Pachuca para que no te llevara la seguridad, no más encontrarte en algún oxxo del camino como aquellos juegos en CU, no más encontrarnos casualmente en otros estadios como en la Comarca, no mas rocazos en León.

Esa noche sería la última vez que reiríamos, mentaríamos madres, nos daríamos un abrazo y prometeríamos vernos al siguiente juego, como siempre lo hacíamos. Ahora voltearé a buscar en la multitud a mis amigos, y aunque veré a varios a ti ya no te encontraré, ya no habrá mas “saca las chelas”, no más banqueteras en Constituyentes, no más compartir una torta y caguama rumbo a Morelia, no habrá otro viaje ni otra historia que contar.

485323_10151579622520575_572032036_n

Muchos dicen que ahora estás en un mejor lugar, temo discrepar con ellos, pues nosotros los viajeros sabemos que no hay mejor lugar para estar y sentirnos vivos que la tribuna donde juegue el Gallo. Lo que si estoy seguro, es que ahora tienes la mejor compañia, por fin estás con tu papá, porque sé cuanto querias estarlo… pero no tenias que apresurarte tanto.

Jamás olvidaré esa chela que dejamos pendiente para el próximo partido, que hoy tendrá que esperar a que nos volvamos a reencontrar, pero no dudes que siempre, desde el lugar donde me encuentré, la primera será dirigida hacía el cielo, en honor al amigo que Gallos me permitió conocer y la carretera que tantas veces nos hizo coincidir, nos separó.

Siempre firmes y resistiendo!!!

Cantando me he de morir, cantando me han de enterrar, y cantando he de llegar al pie del eterno padre; que del vientre de mi madre, vine a este mundo a cantar

Happix

Follow me fox!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s